fbpx
Otros Accesorios

Mejores alforjas para Bicicleta 2019

Uno de los principales inconvenientes de las salidas largas en bicicleta es la falta de un lugar en que llevar, al menos, las cosas esenciales. Puede que estéis pensando en mochilas, pero si no lo habéis intentado, os ahorro la experiencia: no es agradable. Especialmente si hace calor y buen tiempo, que es cuando más apetece salir a rodar, acabaréis con la espalda encharcada y las correas marcadas a fuego en los hombros…

Quizá te interese alguna de mis guías sobre luces para bici, sillines o candados

¿Cómo encontrar la mejor alforja para bici?

Una muy buena solución para poder contar con algo de espacio de almacenamiento en la bicicleta son las alforjas. No nos engañemos, no sirven para ir al super a hacer la compra del mes con la bicicleta, pero desde luego sí pueden cubrir con las necesidades de una salida larga, incluso pasando alguna noche fuera.

Así que en esta ocasión voy a echar un vistazo a las mejores alforjas para bicicleta. Voy a analizarlas una por una con sus pros y contras, y al final podremos ver cuál es la más convincente.

# 1 M-Wave Traveller

La M-Wave Traveller es una de las alforjas más completas que se pueden encontrar en lo que a capacidad se refiere. Realmente se trata de un paquete de tres alforjas, una superior y dos laterales, que combinadas nos dan una capacidad total de 62 litros.

Las dimensiones de las bolsas laterales son de 34x17x32 cm, y la superior es de 34x46x21 cm, con el añadido de que puedes echártela al hombro como una bandolera una vez hayas aparcado la bicicleta.

El material de fabricación es nailon D600, bastante resistente a esos arañazos que siempre se acaban dando en la bici, e incluso a esas caídas indeseables a las que nadie es inmune del todo, y que para colmo siempre ocurren cuando hay alguien del grupo grabando.

El conjunto pesa algo menos de 4 kg, que no es poco, pero no se le pueden pedir milagros a unas alforjas de esta capacidad. Una de las características a destacar es que incluyen bandas reflectantes, que siempre convienen si piensas rodar por caminos o carreteras en horas de poca visibilidad.

Por último, no son impermeables por completo, pero el sistema de cierres que llevan y el tejido aguantan salpicaduras ocasionales e incluso una lluvia leve. Eso sí, si se te echa encima un chaparrón importante, necesitarás cubrirlas con alguna funda o plástico si no quieres que tus cosas acaben mojadas.

En resumen, se trata de un juego de alforjas grandes, bastante recomendables para salidas de varios días en que no quieras tener que preocuparte por dejarte nada fuera por falta de espacio. Eso sí, a cambio no son ni las más compactas ni las más ligeras que verás, como es lógico.

PROS

  • 62 litros de capacidad son muchos litros. A menos que tengas que cargar con muchas cosas por alguna circunstancia concreta, es espacio suficiente para llevar todo lo que necesites para un viaje de varios días.
  • Las bandas reflectantes son un detalle muy bueno. Ya se sabe que rodar a ciertas horas por algunas carreteras y caminos puede ser más peligroso de lo que debería, y cuanto más visibles seamos, mucho mejor.
  • El material es bueno y fuerte. Aguanta bien el castigo, que es inevitable en viajes largos.

CONTRAS

  • El tamaño. De la misma forma que ofrecen la mayor capacidad, como es lógico también implican un peso y un tamaño grandes. Puede que roces alguna vez en giros más cerrados de la cuenta si no estás acostumbrado a llevar alforjas grandes.

Mejor precio solo en agosto

 

# 2 Docooler bolso montaña

Esta alforja de Docooler también ofrece una gran capacidad de almacenaje, pero a diferencia de la M-Wave Traveller, es de una sola pieza. Es compatible con cualquier bicicleta que cuente con rack, y sus medidas son de 48x50x34 cm, que dan una capacidad de 60 litros.

Si aún con esa capacidad te quedas corto para algo más de última hora, la parte superior de la alforja tiene varias cuerdas elásticas que permiten añadir el típico saco de dormir plegado o algún otro paquete de ese estilo.

El material es poliéster 900 * 600D, y la bolsa vacía tiene un peso de 800 gramos, que es bastante poco para la capacidad de almacenaje que da. Respecto a la estructura, no le vendrían mal unos refuerzos interiores con algo de fuerza que ayudaran a la alforja a mantener la forma cuando está vacía, pero por lo demás el material es aceptable y aguanta bastante castigo, aunque si la cargas mucho y pones abajo cosas con punta o vértices marcados, es posible que acabe cediendo, como es normal.

En la parte trasera incluye una banda reflectante, que como ya he dicho arriba siempre me parece un punto a favor importante, y vale la pena destacar que el paquete incluye una funda impermeable que, aunque es básicamente una bolsa de plástico con las medidas adecuadas y no hace milagros, te apaña un momento de apuro.

Es un modelo muy económico para la gran capacidad que ofrece. Pese a ser una sola pieza, una vez fijado los anclajes lo mantienen muy sujeto y no se mueve. Evidentemente hay alforjas de materiales más duraderos y que te aguantarán más tiempo, pero esta es funcional y cumple bien con su cometido.

PROS

  • Buena capacidad y poco peso. Es difícil encontrar alforjas de tanta capacidad por menos de 1 kg de peso, y pedaleando, donde cada gramo cuenta cuando llevas unos cuantos kilómetros a la espalda, esa diferencia siempre se acaba notando.
  • Banda reflectante. Es sólo un pequeño detalle en la parte trasera, pero no deja de gustarme que lo incluyan.
  • Precio muy económico. Teniendo en cuenta la capacidad de la alforja, la calidad de las fijaciones y detalles como la banda reflectante o la funda impermeable, el precio de este modelo es muy competitivo.

CONTRAS

  • El material puede acabar cediendo en el fondo o la parte baja de los laterales si la cargas con mucho peso y hay objetos puntiagudos, ya que la alforja no cuenta con refuerzo interior. Conviene tener cuidado con cómo distribuyes el equipaje para evitarlo, o ponerle tú mismo algo que haga de refuerzo, como una simple lámina de cartón.

Mejor precio solo en agosto

 

# 3 Ortlieb Back Roller City

Cuando hablamos de alforjas para bicicleta, Ortlieb es la marca referente. Sus productos están hechos en Alemania y con materiales de calidad, y la diferencia de nivel con alforjas más baratas se hace evidente en cuanto las tienes delante.

Las Back Roller City son para rack trasero como su nombre indica, y se venden en un paquete que incluye las dos. Cada una tiene unas medidas de 42x32x17 cm, que dan una capacidad individual de 20 litros, o 40 litros entre las dos. El peso es de poco más de 1 kg y medio entre ambas que, aunque no llega a ser bajo tampoco es excesivo.

Uno de sus principales puntos a favor son sus materiales. Están fabricadas en poliéster y PVC completamente impermeables, y el sistema de cierre por enrollado ayuda a que, aunque las llenes a medias, no hagan efecto de saco vacío. Además, al quitar cremalleras de la superficie se evita también un punto por el que entre agua, y el diseño permite que cuando las tengas sucias de polvo o salpicaduras del camino, las puedas lavar con un simple manguerazo en cualquier gasolinera del camino sin tener que molestarte en vaciarlas siquiera.

Traen enganches para que les puedas colocar una cinta y echártelas al hombro una vez aparques la bici y, como no podía ser de otra manera en unas alforjas de este nivel, incluyen reflectantes para que se te vea sin dificultades.

Desde luego no son las alforjas más baratas, pero habitualmente la calidad se paga. Si quieres un material resistente, bueno y que sepas que te va a aguantar muchos años y salidas, vale la pena no perderlas de vista.

PROS

  • Material resistente y de calidad. Estas alforjas están hechas para aguantar los mayores trotes y se nota en cuanto las tocas.
  • El sistema de cierre por enrollado sin cremalleras exteriores te asegura que por mucha agua que caiga, tu ropa y cosas van a seguir secas.
  • Los reflectantes. No todas las alforjas del mercado los llevan, y no me canso de decir lo importantes que son.

CONTRAS

  • El precio. No son baratas. Y no digo que no valgan lo que cuestan, pero tienen uno de los precios más elevados de la selección. Más caro no siempre es mejor, pero en este caso la calidad tiene su coste.

Mejor precio solo en agosto

 

# 4 DCCN Carrier Bag 13L

Esta alforja trasera de la marca DCCN es de un tamaño considerablemente reducido respecto a los anteriores modelos. Tiene unas medidas de 39x21x16 cm, y se fija sobre el portabultos trasero con velcro.

Su capacidad es de 13 litros, y al ser bastante más pequeña que las otras sólo coge el espacio sobre la rueda trasera, de forma que no sobresale por los laterales y por tanto no ofrece apenas resistencia al viento, un punto que es muy de agradecer en zonas de costa o simplemente de clima ventoso.

El material es nylon 600D, que resiste razonablemente bien el castigo físico y el agua. Tiene varios bolsillos y compartimentos en los laterales y la zona trasera, y la parte superior lleva dispuesta una cuerda flexible para que pueda amarrar bajo ella algún bulto adicional.

En resumen, se trata de un modelo económico, manejable y muy cómodo de llevar y transportar, que puedes echarte al hombro una vez aparques la bicicleta. Recomendado para los que prefieren bajar ligeros de equipaje y sin demasiadas cosas encima.

PROS

  • Cómoda y ligera. Colocada sobre el rack trasero, no sobresale por ningún lado y te permite olvidarte de andar con más cuidado en los giros cerrados o los pasos estrechos. Además, el no llevar ni el peso extra ni la mayor resistencia al viento se puede notar especialmente para los amantes de la velocidad.
  • Fácil de montar y desmontar. Su diseño sencillo hace que la pases del rack a tu hombro en unos segundos y viceversa.

CONTRAS

  • El material es resistente al agua, pero no impermeable. Quizás una pequeña funda impermeable se habría agradecido, aunque no es nada que no pueda solucionar una simple bolsa.

Mejor precio solo en agosto

 

# 5 Bolsa de sillín para bicicleta Lixada

El último modelo de la selección es una bolsa de sillín que destaca porque no necesita que tengamos equipado rack ni portaequipaje de ningún tipo. Se instala fijándose con correas de velcro a la parte trasera del sillín y a la tija, manteniendo una inclinación ascendente de forma que no se toca con el neumático.

Sus medidas son de 46x15x16 cm, que dan una capacidad máxima de 10 litros. También es posible ajustarla con las correas que incluye y comprimirla para que se quede en un mínimo de 3 litros, de manera que queda siempre compacta y sin bailar.

El peso, como es normal en una bolsa de estas dimensiones, es el más ligero de todos, quedándose en menos de 400 gramos.

Si principal ventaja es la que ya he mencionado, que no necesita de instalación de nada más. Es cierto que, a menos que seas realmente austero con el equipaje, no es la bolsa adecuada para una salida de una semana, pero para poder llevar un par de mudas y algunas herramientas sí sobra.

Si no planeas hacer viajes de muchos días y no quieres complicarte instalando portaequipajes en tu bicicleta, ya sea por comodidad o por peso, esta es tu opción más cómoda.

PROS

  • Sin instalación de portaequipajes. Los menos acostumbrados a viajar probablemente no tengan un rack instalado en su bicicleta, y una alforja con este tipo de fijación es suficiente para cubrir una salida de uno o dos días llevando lo imprescindible encima.
  • Poder ajustar las hebillas para cuando no llenes la alforja también se agradece, de forma que quede todo compacto y sin juego.

CONTRAS

  • Cuando va cargada con peso y llena a tope, hace algo de juego en el extremo por su longitud.

Mejor precio solo en agosto

Guía de compra: Mejores Alforjas para Bicicleta

Hay muchas formas de vivir los pedales, y como tal, hay casi la misma variedad de alforjas y bolsas de viaje para equipar en una bicicleta. Puede no ser fácil elegir cuál puede ser el tipo de alforja que más te conviene si es la primera vez que compras una, por eso vamos a repasar los principales puntos que conviene tener en cuenta antes de decidirse.

¿Qué tipo de ciclista eres?

Esto es lo más importante. ¿Coges la bici cada día para llegar al tajo en un trayecto urbano, o lo tuyo son las escapadas en MTB los fines de semana a hacer montaña? Con el ciclismo tan extendido y diversificado como está actualmente, hay muchos tipos de bicicletas y formas de usarlas. Si usas la bicicleta de forma diaria como medio de transporte y no como actividad de deporte o de ocio, probablemente querrás alforjas pequeñas y rígidas en las que poder transportar con comodidad cosas como un portátil o quizás una muda de ropa.

En este caso no necesitarás de grandes capacidades de almacenaje ni de especial cuidado con la aerodinámica, y lo que más prima es la comodidad y la practicidad.

Si, en cambio, te gusta hacer salidas de varios días a devorar kilómetros, tendrás que fijarte en los modelos de alforjas para viajes, más orientados a aguantar condiciones de salpicaduras o lluvia y con capacidad para mucho más equipaje.

Además, si eres rider de montaña te conviene también fijarte especialmente en los materiales de fabricación, ya que es mucho más probable que castigues la alforja con arañazos contra vegetación en descensos.

Capacidad

En esta selección he elegido alforjas con unas capacidades que va de los 8 a los 62 litros. Es fácil pensar que mayor capacidad siempre es mejor, pero esto no siempre se aplica sobre pedales. Cuando te pones a preparar la bolsa, hacerse inmune al síndrome del “por si acaso” requiere de una capacidad de organización que no todos tenemos, y no llevar más cosas de las necesarias se hace especialmente difícil cuando tienes espacio de sobra.

Pero todo lo que eches pesa y abulta, y no serías el primero que, en medio de una ruta de varios días, se para a buscar la oficina de correos en algún pueblo para enviarse a casa la mitad del equipaje.

En este sentido, tan malo es quedarse corto como pasarse. Conozco compañeros capaces de organizarse salidas de más de una semana con una alforja de 20 litros, y otros que se desesperan por apañarse con una de 40. Tú te conoces mejor que nadie y sabes cuáles son tus necesidades, así que procura ajustarte lo máximo a ellas.

Tipo de alforja

Aunque hay alforjas para la rueda delantera, aquí me he centrado en las traseras porque me parecen las más cómodas y son las más comunes de usar. Normalmente las delanteras se utilizan como último recurso, y se añaden a las traseras cuando tienes que cargar con realmente mucho equipaje.

Sin embargo, dentro de las traseras tenemos las laterales dobles, las de una pieza en forma de U invertida o las de sillín.

Las de U invertida acostumbran a ofrecer las mayores capacidades, pero son también las más aparatosas, y se reservan para salidas muy puntuales de largo recorrido.

Las dobles traseras tienen la ventaja de que puedes elegir cargar las dos o sólo una, aunque por cuestiones de equilibrio tiende a ser mejor llevar el peso repartido en dos alforjas medio vacías a llenar sólo una y dejar la otra en casa. Son detalles pequeños de los que puedes no hacerte consciente al momento, pero con los kilómetros lo acabarás notando.

Las de sillín, por último, son las de menor capacidad, y es raro ver ciclistas usar alforjas de este tipo en salidas largas. Sin embargo, para un recorrido de ida y vuelta en el mismo día o con una noche de por medio, te pueden hacer el apaño y de paso ahorrarte la instalación del portaequipajes.

Material

La mayoría de las alforjas están fabricadas en nylon y PVC. Sin embargo, todas no ofrecen la misma resistencia a los arañazos o el mismo nivel de impermeabilidad.

Para viajes largos, a mi siempre me gusta que la alforja ofrezca la mayor impermeabilidad posible. Hay pocas cosas peores que salir de la ducha después de todo el día pedaleando y descubrir que tu ropa está mojada o, peor, embarrada.

Para trayectos urbanos no necesitas que se trate de un material especialmente resistente, pero en montaña se vuelve una de las principales prioridades: nadie quiere que en un enganche con una rama su alforja se raje y suelte todo su equipaje por el camino.

Conclusión

Y una vez más, llegamos a ese punto en que hay que “mojarse” y anunciar cuál es el mejor de los productos presentados. Como siempre, procuro elegir modelos bastante diversos para abarcar la mayor cantidad de necesidades posibles, pero eso hace que elegir un primer puesto general se haga muy difícil.

En esta ocasión, me decanto por las Back Roller City de Ortlieb. Es raro que me quede con el modelo más caro de la selección porque habitualmente valoro mucho la relación calidad-precio, pero es que en esta ocasión creo que vale la pena pagar la diferencia.

Empezando por su capacidad, 40 litros son suficientes para prácticamente cualquier salida que puedas plantearte, y el sistema de cierre enrollado evita que te estorben aunque no las llenes. Pero lo que más me ha pesado ha sido la calidad de los materiales y su impermeabilidad. Son alforjas robustas y fuertes, que al no tener cremalleras aseguran que el equipaje se mantiene seco. Y sí, pararte en cualquier gasolinera y limpiarlas con un chorro de agua sin siquiera vaciarlas es un gustazo.

Además, el diseño es lo bastante elegante como para que no llamen la atención si en un momento dado quieres usarlas para ir al trabajo o en un trayecto urbano, así que se trata de una compra polivalente que va a dar servicio para muchos años.

Mostrar Más

Carlos

Trabajo a tiempo parcial como consultor de seguridad en IT. Por suerte puedo trabajar desde cualquier lugar por lo que me permite viajar por el mundo. Soy una apasionado del mundo del ciclismo y cuando no estoy viajando me podrás encontrar descendiendo algún sendero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar