fbpx
Cascos

¿Cómo saber qué casco elegir si estás empezando a montar en bicicleta?

Es conocido por todos la importancia de llevar un buen casco al montar en bicicleta, pero pocas veces pensamos en ellos como algo más que un accesorio. Y a pesar de que realmente son un elemento que puede salvarnos la vida ante un accidente, la mayoría de veces no pasamos el suficiente tiempo informándonos sobre cuál puede ser el mejor modelo para nuestras necesidades. ¿Será por la gran variedad de modelos y tipos de cascos que existen? ¿O por la confusión para conocer el tamaño adecuado?

Sea por el motivo que sea, a continuación te hablaré sobre los diferentes tipos de cascos de bicicleta disponibles para cada uso y también sobre como elegir el modelo ideal para tus necesidades. Espero poder aclararte así un poco las cosas si estás a la caza de un buen casco para acompañarte en tus salidas en bici.

¿Qué tipos de cascos existen en el mercado?

Cascos de Carretera

Suelen ser ligeros y compactos. Su forma viene determinada por la aerodinámica y las ranuras de ventilación. Y es precisamente ligereza y aerodinámica las principales características que incrementan el precio en los cascos de carretera. Ya que se requiere tecnología, para conseguir que un casco proteja y sea lo suficientemente ligero como para ser cómodo.

Cascos de Montaña

Se diferencian por incluir más cobertura en la parte trasera y en los laterales y como consecuencia tienen menor capacidad de ventilación. Algunos modelos también incluyen visera para una protección y comodidad más completas.

Cascos de Contrarreloj y Triatlón

Diseñados principalmente para la aerodinámica, su forma está pensada para cortar el aire a velocidades muy altas. Con forma redonda en la parte frontal y una larga punta en la parte posterior. Los distinguirás muy fácilmente por su aspecto llamativo, que dota de apariencia alienígena a cualquiera que los lleve puestos.

Cascos Urbanos

Sin duda los más atractivos en cuanto a estilo. Existe gran variedad de cascos para ciudad. En cuanto a estructura están a mitad de camino entre los cascos de carretera y los de montaña. Ofreciendo una cobertura y ventilación intermedias. Muchos son de colores brillantes y con detalles reflectantes para hacernos más visibles de noche o en condiciones de lluvia.

¿Qué debes buscar al comprar el casco perfecto?

casco para ciclismo de carretera

Existen una serie de puntos clave que te permitirán saber si el casco que te has probado es el adecuado para ti. Así que toma nota y ve tachando de tu lista cada punto de los que te hablo a continuación.

Protección

Este es el único y principal objetivo de llevar puesto un casco. Asegurarnos de que nuestra cabeza está adecuadamente protegida y a salvo mientras pedaleamos. Existen múltiples normativas de seguridad que debe cumplir un casco y es importante asegurarnos de que el modelo que elijamos las cumple.

Otro factor muy importante a tener en cuenta es que una vez el casco ha recibido un impacto fuerte ya sea a causa de un choque o una caída, debemos desecharlo. El casco ya ha cumplido su función y el material interno, que suele estar compuesto por poliestireno expandido, probablemente se encuentre roto.

Ventilación

La cabeza es una de las partes que ayuda al cuerpo a regular el calor. Por ello, si llevamos un casco con una ventilación deficiente lo vamos a pasar bastante mal cuando suban las temperaturas y además realizamos un esfuerzo intenso.

Si vas a pedalear en estas condiciones te recomiendo invertir en un modelo con un buen sistema de ventilación. Fíjate en el número y diseño de las aberturas externas que sirven como respiraderos para dejar pasar el aire hacia tu cabeza.

Sin embargo, no se trata sólo del número de aberturas en la cara externa. Un casco debe tener  también un buen sistema de ventilación mediante canales de aire tallados en el interior de la carcasa, para dirigir el aire de manera efectiva sobre las partes más calientes de la cabeza. El aire se canaliza hacia los grandes puertos de salida, es decir, las ranuras de escape exteriores. Gracias a invertir en un casco que lleve implementado este sistema, podrás evitar fácilmente que tu cabeza se sobrecaliente prácticamente todos los días, excepto en los extremadamente calurosos…

Ajuste

Para conseguir el ajuste perfecto, el casco debe quedar fijo sobre la cabeza sin estar demasiado apretado. Para conocer con exactitud qué tamaño elegir puedes medir el contorno de la cabeza justo por encima de las orejas con una cinta métrica.

Además probablemente no gastes la misma talla entre cascos de diferentes marcas. Puesto que cada casa tiene un diseño y estructura interna diferente. Existiendo formas redondas y otras más ovaladas. Al principio puede ser difícil, lo mejor será que pruebes diferentes marcas para encontrar la que más se ajuste a tu forma de cabeza.

Cada casco tiene un sistema de retención, este asegura que el casco se ajusta correctamente y se mantiene en su lugar en caso de accidente. La mayoría de los ajustes se realizan con una rueda giratoria o con pequeños trinquetes que controlan la banda ajustable alrededor de la cabeza.

Para que el ajuste sea cómodo, la cuna trasera debe tener la forma ideal para abrazar la base del cráneo e impedir que el casco se desprenda de la parte delantera de la cabeza en caso de golpearse en la parte trasera.

Acolchado

El acolchado interno es un factor importante cuando buscamos comodidad. También puede ayudarnos a conseguir el ajuste perfecto y contribuir a mantenernos frescos al alejar el sudor de la cabeza. Se le suele hacer un tratamiento anti bacteriano para prevenir los malos olores típicos de un uso continuado.

Visera

Un elemento más común en los cascos de ciclismo de montaña que en los modelos de carretera. El principal papel de la visera es proteger tus ojos del sol y evitar que las gotas de lluvia entren en tus ojos o gafas. Nunca deberían obstruir la visión. Asegúrate de que sea ajustable o si es fija que se encuentre en una posición cómoda y útil en marcha.

¿Cómo cuidar de tu casco para qué dure el máximo de tiempo?

Evita utilizar disolventes y productos químicos fuertes para limpiar el casco, ya que pueden dañar la carcasa exterior. Para obtener el mejor resultado simplemente bastará con un jabón suave y agua tibia. Las almohadillas también se pueden quitar para lavar el casco.

Evita exponer el casco a altas temperaturas y reemplázalo después de cualquier impacto fuerte. Un casco bien cuidado debería durar unos ocho años.

¿Qué es realmente importante a la hora de comprar un casco para bicicleta?

protección básica que garantice la seguridad para ciclistas

Pero basta ya de teoría… Para aquellos que estén pensando en comprar un casco para bici o reemplazar un modelo existente, les recomiendo pensar principalmente qué uso le van a dar al casco. Saber cómo se va a utilizar el casco va a determinar el tipo que debemos buscar, ya sea un modelo de carretera, para ciudad o para montaña. Esta es la primera y más importante característica a tener en cuenta.

Si te ves abrumado por la gran oferta y variedad de modelos te recomiendo visitar una tienda de ciclismo y probarte unos cuantos modelos para ver como te sientes. Vas a notar que existen muchas diferencias de ajuste entre las distintas marcas y que incluso necesites usar tallas distintas según la marca.

En segundo lugar, el ajuste es algo fundamental e igual de importante que el uso que hagas del casco. Aunque, a la hora de elegir un casco para ciclismo, a muchos les gusta dejarse guiar por la estética y el diseño del casco, el ajuste es primordial. Si el casco está demasiado apretado y ejerce presión en la cabeza, no importa como de bonito sea, probablemente no vayas a usarlo como deberías.

Por lo tanto, te recomiendo que lo pruebes durante unos minutos antes de comprarlo. Por lo general, cinco minutos bastan para saber si hay puntos de presión molestos o incluso posibles dolores de cabeza que aparecerán al llevar el casco durante más tiempo. Te recomiendo probarte al menos dos modelos diferentes de tallas y marcas y prestar atención a la diferencia de ajuste. Sólo entonces es posible saber si un casco realmente se ajusta y es cómodo para llevarlo puesto.

¿Y cuál es la mejor manera de saber si un casco se ajusta correctamente?

Algo muy simple y efectivo es sacudir la cabeza y fijarse en si el casco se mueve o no mientras o incluso si se llega a caer. Obviamente un casco que se mueva es un no rotundo y deberás buscar una talla menos.

Otro consejo práctico es probarse el casco con las gafas de sol puestas, para asegurarte de que las puedes llevar cómodamente y sin presión sobre las sienes. Así evitarás darte cuenta cuando sea demasiado tarde…

Espero haberte ayudado a saber un poco más sobre los conceptos básicos para poder elegir un casco que reúna las cualidades que buscas. Y recuerda, el casco puede salvarte la vida, no dudes en salir sin él!

>>> Los mejores cascos de ciclismo

Mostrar Más

Carlos

Trabajo a tiempo parcial como consultor de seguridad en IT. Por suerte puedo trabajar desde cualquier lugar por lo que me permite viajar por el mundo. Soy una apasionado del mundo del ciclismo y cuando no estoy viajando me podrás encontrar descendiendo algún sendero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
Cerrar